lunes, 1 de enero de 2018

Vivir mata/ -paradoja vs realidad (Amarga NaBidad)....

.... Y acabó una nochebuena sin pena ni gloria en realidad, eso de estar tosiendo como perro y con las narices como si se estuvieran derritiendo como que no va... NaBidad fue de levantarse temprano, desayunar, de nuevo volver a dormir para olvidar el cuerpo cortado.
Debo confesar que soy alguien que no gusta de tener problemas porque con los que están aquí conmigo mismo basta y sobra. Para echar atrás esta larga temporada con mi amigo fiel (Prozac) nada como quedarse acostado en la cama viendo las películas naBideñas en donde nace el "Niño Dios" para que 4 meses después lo vuelvan a matar. Yo creo, me imagino, sospecho que ahora sí se nos puso al brinco harto de la doble moral, el lucro a sus costillas y más aberraciones que sin avisar a las 14 horas 19 minutos el estridente sonido de la sirena gritando "Alerta sísmica" amargó nuestra hora de morfar el guajolote recalentado y a huir como cucaracha se ha dicho. No sentí el sismo en tierra pero el alma parecía que se me escapaba por el "Nudo de globo". Temblaba más yo por tener el epicentro en pleno orto... Y paso lo que no quería: Prender la pinche tele para ver lo ocurrido y por donde nos cogió el sismo esa vez. Realmente fue algo muy breve tratándose de un movimiento telúrico de 5 "Grados Centígrados" (Así dicen los muy bestias en los noticieros). Siguiéndole el juego a estos weyes, la temperatura rondaba entonces por los 20 grados Ritcher... Del susto olvidé entregar la casa a las damnificadas aparte faltaba que protección civil determinara que fuera habitable
Ya por fin llegó el momento de entrega... Una familia de 10 Polly Pocket tiene su uuevo hogar y mientras yo mer quedo con la cuenta por pagar del crédito hipotecario.
Ya no pasarán frío.
Y a pesar de que todo parecía ser alegria y felicidad, no podía faltar quien se deprima por ser fin de año,  porque EPN no se ha ido a chingar a su madre, los Dodgers se fueron a la mierda, los Rayados se la pelaron, por la psicosis de tanto pinche sismo, etc.
 
Oigame no, se orcó...
Solo queda esperar....

domingo, 29 de octubre de 2017

Sentimientos y contrastes Parte 1...

...Uno de tantos problemas, inconvenientes o quizá ventaja es que al momento de escribir no hay un tema en el cual digo: Hoy quiero expresar sobre tal o cual situación, ni tampoco doy marcha atrás modificando los párrafos salvo el caso de algún error de dedo o de horrortografía; desde julio las cosas no han salido bien en cuanto a la estabilidad emocional se refiere, y con tanto temblor hasta llego a sentir que esta sería la última narración. Recientemente recordé alguno de los sismos que más me han alterado o preocupado y uno de ellos fue en uno de los peores años de mi vida: 1989, el cual fue bastante duro por el severo cambio en cuanto a hábitos / costumbres se refiere. Ese sismo en sí no me dañó en lo más mínimo pero ¿Qué fue lo que pasó entonces? ... Septiembre 19 2017 el terremoto más culero que he sentido en mi existencia, derribó mi torre con cientos de discos compactos y unas muñecas Polly Pocket se fueron de boca. En ese 89 vendíamos muñecas en los tianguis y poder vivir, había de varios tipos y precios porque la gente no contaba con presupuesto para gastar decenas de miles de viejos pesos en juguetes. Podíamos ofrecer la Barbie región 4 que era más rígida que la terquedad de un chairo (No se le podían flexionar las rodillas ni contaba con el codiciado orificio en la mano para colocarle un diminuto anillo), otras eran Barbies de saldo que sí eran originales pero sin caja ni ropa así como otras "versión simi", en esos tiempos no había interés alguno por esa clase de juguetes por parte mía, eran parte de la mercancía y ni al caso jugar con ellas o ponerles la ropa a las que venían todas encueradas, no sabía siquiera como hacerle. Así se fue ese año entre amargura, tristeza, desilusión, cierto miedo y gorditas de chicharrón. Llegó 1990, dejé de ver esas muñecas por la cuestión de haber regresado a la vida anterior así como a mi ciudad de origen; transcurrieron 3 años para volver a tener en mis manos a una Barbie genuina de importación, ya no era para vender sino jugar con una niña pequeña que me lo pedía con cierta insistencia porque nadie le hacía caso... Esa experiencia no la olvido, se quedó en mi memoria por la cantidad de sentimientos encontrados y problemas emocionales que encima llevaba; los minutos parecían horas. El tiempo aparentemente cura todo y 11 años después se repite la historia siendo ahora protagonistas del juego otra niña y los Nenucos; en ese tiempo no había carga emocional solo era cosa de dejarse llevar por la imaginación disfrutando del juego. No lo niego, fueron momentos que se repitieron siendo cada vez más bonito seguir jugando, a diferencia de la otra ocasión, las horas parecían segundos ya que todo era alegría y diversión al máximo sin saber la razón, los años continuaron sin detenerse dejando de pasar por esa clase de momentos, a nivel conciente parecía que todas esas experiencias con los juguetes se habían olvidado pero no fue así... Transcurrió otro sexenio y si bien es cierto que las navidades y la llegada de año nuevo no causaban impacto alguno incluso cada 1 de enero estaba de hueva, era aburrido, desesperante, frustrante no tener a donde ir ni qué hacer en una fecha donde todo está prácticamente cerrado, en ese diciembre del 2010 por curiosidad o simple deseo de evadir la rutina decembrina descubrí la expo del juguete en el WTC, no había intención alguna de ver que había, menos de comprar algo, todo se basaba en algo como un método para matar el tiempo... Desde esos tiempos ya había celulares con cámara decente, haciendo uso de mi afición por fotografiar cuanta cosa atraiga mi atención comencé a captar en esas imágenes anuncios de muñecas, lo que no comprendo es que no me daba cuenta en sí de lo que iba conservando en esa memoria del teléfono, de nuevo llegaron los sentimientos encontrados ¿Estaba bien lo que hacía? Mmmmm no, pero por otra parte ¿Qué más da? Es mi teléfono, mis tomas y no se compartirían a fin de cuentas. Generalmente me quedo con gratos recuerdos de esos momentos que me sacan de una rutina que es entre asfixiante y desalentadora pero a la vez una costumbre deseable por ser arraigada. 
Decidido a no volver a pasar un tedioso año nuevo y con ese amor a las "tradiciones" he ido cada enero 1 a esa expo en el mismo lugar, conforme pasaba cada año gradualmente gozaba más de ver las nuevas muñecas pero por el otro lado mayor era el temor, nerviosismo y cierto remordimiento. 
Las paradojas de la vida como el vivir mata, el wakala que rico, y la expo me dejaban en shock, posteriormente la psicoterapia me hizo ver algo que no me imaginé en mi vida haciendo que mi vida diera un giro de no sé cuantos grados, centígrados o Ritcher y es que...
Contunuará.....

miércoles, 11 de octubre de 2017

Cuando pasa el temblor....

Ya tenía algo de tiempo sin usar este espacio porque el estado de ánimo de un momento a otro se puso más inestable que la paz mundial. Septiembre estuvo de la mierda con 3 terremotos destructivos previos a una falsa alarma el día 6, el 7 tiembla de 8.2 grados, el 19 7.1 pero se sintió más culero por la cercanía del epicentro. El 23 para maldita la cosa el tercero arriba de 6 que a fin de cuentas quedó en un susto. Destrucción en zonas cercanas a donde vivo; o sea que por un pelo de rana calva me salvé, pero ¿Para qué? No tengo ni la más remota idea. 
Casualmente se repitió la historia del 19 de septiembre 1985 cuando el terremoto arrasó con edificaciones mal hechas entre ellas el reclusorio 59. Otra coincidencia es que al año siguiente habría mundial de futbol (México 86 aquella vez y en esta será Rusia 2018). 
El terremoto de hace 32 años en realidad no hizo daño alguno en mi persona, tal vez por falta de conciencia o conocimiento de las consecuencias que un movimiento así conlleva. En este año la cosa fue distinta porque a diferencia de hace 3 décadas que se podía ocultar y manejar la información para hacer creer a las masas que "No pasa nada", en 2017 en cambio las telecomunicaciones hacen informar en tiempo real y guardar testimonio de semejantes tragedias. Actualmente debo reconocer que tengo miedo a quedar atrapado bajo escombros, de hecho temo a la muerte por aquello de ser enterrado vivo, por eso una vez que me cargue el payaso deseo que me echen al horno y a la chingada. Ha de estar muy cabrón que los gusanos te coman y sin poderte rascar o que se te metan en el orto* sin poderlos sacar (A los amierdicanistas sí les ha de encantar eso). 
 Uno de los edificios que visitaba seguido desde el 2002 ubicado en la calle Donceles num. 75 quedó más tronado que el autoestima de los ratones verdes cuando se les metió Chile 7 veces, digo goles...

Semejanzas entre 1985 y 2017: Ambos fueron destructivos, un 19 de septiembre, previamente hubo lluvias y calor extremo, colapsaron predios viejos, en las 2 circunstancias el presidente inepto (De la Madrid y Peña), también se repite la historia de chingarse la ayuda proveniente de México y el extranjero) , si bien es cierto que hoy se tiene alerta sísmica y antes no, a fin de cuentas en nada ayudó porque ni tiempo le dio para funcionar, par de veces que me agarra jetón, entre otras que se repitieron pero no recuerdo...
 
En cuanto a diferencias: 1985 tomé las cosas con calma y esta vez hui como cucaracha saliéndome descalzo a la calle, la psicosis colectiva se me ha contagiado y a la fecha siento pánico, 3 décadas atrás las televisoras no abusaron del morbo ni los teatros como esta vez, si bien es cierto que cayeron construcciones viejas, lo mismo les ocurrió a edificaciones relativamente nuevas debido a la corrupción inmobiliaria, el haber fincado con materiales pedorros también tuvo que ver.
Esta torre de 16 niveles menor de 15 años está cuarteada, de seguro los corruptos la van a resanar y aquí nada pasa...



jueves, 24 de agosto de 2017

El Pozo de los Deseos Deprimidos...

Cuando niño no había deseos tan intensos porque por lo general se anhelan cosas o aptitudes imposibles, cosas o poderes inexistentes, o todo aquello que está fuera de toda lógica para acabar pronto. Recuerdo en la década de los 70s que muchos morros se mataron al lanzarse desde las azoteas creyendo poder volar como Superman. Yo jamás intenté eso porque le temo a las alturas. El estar lejos del suelo hace que las piernas se me doblen y el cuerpo se paralice como le pasaba al Chavo del 8 cuando  pescaba la "Garrotera".

Agosto 2017:
Hace un par se semanas de manera inesperada mi suelo imaginario se abrió saliendo debajo de él una especie de mounstro parecido a Godzilla llamado Pasado, supestamente ya lo había sepultado porque había muerto pero no sé como fue que resucitó después de casi 3 años. Ha venido a sacudirme con una fuerza violenta a cada paso que va dando hacia mí, me hace estremecer a tal grado de sentir que el corazón me va a estallar y mis manos no pueden parar de temblar.... Tengo mucho miedo, un miedo intenso mezclado con desesperación porque ese mounstro me puede tragar.

2005:
Una noche veía tranquilamente un episodio de una caricatura llamada "Family Guy" donde el bebé malo llamado Stewie deseaba destruir al brócoli porque se lo hacían comer a la de a fuerzas, entonces desea crear una maquinaria para alterar el clima porque "La mejor manera de vencer al enemigo es conocerlo y el frío mata al brócoli"... Coherente, lógico, acertado. Esa frase no la he olvidado hasta hoy...

 Agosto 2017:
Estoy en la búsqueda de  datos o pistas que me lleven al origen de tanto temor, ideas depresivas, amargura, tristeza, soledad y demás mierda. Del par de momentos felices de la infancia que fueron 2 ya los he encontrado. El meollo de todo está desde que nací hasta antes de diciembre 1981.

Enero 1980:
Era frustrante ver esas maravillas que anunciaban en el canal 5 como el Hombre Elástico, al cual podías jalar de los brazos y piernas deformándose e inmediatamente recobraba su forma normal. Yo le pedí uno de esos monos a los "Reyes Mages" pero recibí otras madres las cuales definitivamente nada que ver. Lo único elástico eran las putas gomitas Ricolino que hasta eso no sabían a plástico como los ojos de las paleta Payaso de hace tiempo. Aún así nada pasaba en realidad, la vida seguía y mis pocas pertenencias se estaban yendo a la mierda porque un destructor las rompía junto con mi escasa alegría, mi libertad y por que no... Mi propia vida....

Finales Década de los 70s:
A veces me da la impresión de haber sido criado bajo la idea de haber nacido con una vida envuelta en una hermosa caja para regalo, la cual tenía que ser devuelta igual de impecable a la hora de que la muerte me la solicitara. Recuerdo con tristeza y cierto dolor esa horrible persiana gris y los barrotes de forma caprichosa de esa horrible prisión en la que estuve hasta mediados de 1978. El deseo fue tener aunque fuera un poquito de libertad, ser yo mismo, poder ser un niño feliz, seguro de mí mismo pero no fue así...

El mounstro se sigue moviendo, por eso los recuerdos no llegan en orden como pasaron sino como se alcanzan a ver como si estuvieran tatuados en ese ser con forma de dinosaurio...

1980-1981 aprox:
En aquellos tiempos estuvo de moda una publicación llamada "Magicuento" el cual era plantilla rectangular de un material como el cartón el cual no tenía personajes sino el puro fondo con un paisaje de caricatura y el otro complemento quizá el más divertido: una planilla de calcomanías que se pegaban en el cartón de tal forma que una historia cobraba vida. Siempre quise tener uno de esos pero simplemente obtuve como respuesta un "Después, un día de estos" se me hace que la promesa fue para un pinche 30 de febrero porque del magicuento pura de Arabia y mejor me resigno a crear historias propias gracias a que le sé algo al Photoshop teniendo resultados como del Simi (Lo mismo pero más barato).

1979:
Meses de vivir en un nuevo hogar, en un remedo de la vecindad del Chavo donde si analizamos las cosas a sangre fría, fue un estilo de vida sumamente polarizado donde las emociones fueron opuestas, contradictorias por su manera en que se llevaron a cabo, por una parte ya no era el hijo único, los escasos privilegios se fueron a la goma, aun así no todo era malo. Hubo alguien que me enseñó que esa caja de regalo anteriormente mencionada podía estropearse un porquito, total ¿Qué más da? Y fue así como llegó a mi vida Cristina, una niña 2-3 años mayor que yo que le encantaba traerme como calzón de puta. Recuerdo cuando me tomaba de la mano y bajábamos corriendo las escaleras. Primera vez en la vida que supe lo que era la adrenalina, qué lindo era conocer la calle corriendo y jugando. La libertad existió para mí aunque de manera breve... Tal vez ahí surgió el deseo de tener una hermana, ahora que lo pienso....

La década ochentera tuvo sus pros y contras, la ventaja más grande fue la reducción de golpes recibidos en un 99%, la música era bonita. Algo que recuerdo es cuando estuvo de moda el disco "Juguemos a Cantar" la vecina de abajo lo ponía a alto volumen y asomándome por la ventana se podía escuchar perfectamente. ¿Pedí que me lo compraran? ¿Para qué? Si todavía hoy estuviera esperándolo, el LP murió y hasta resucitó...
Recuerdo que la vida era algo así como vivir en una frontera donde hay libertad la cual termina donde hay un muro y pasando éste un mundo novedoso, nunca se pudo saber si era bueno o malo, bonito o feo por no tener permitido traspasar esa frontera aunque fuera para asomarme. Todo se limitaba al círculo de amigos de la vecindad, trayecto de la casa a la escuela, los deberes de ésta y así de limitada fue la existencia. Quizá porque la cajita no debía estropearse más? El mounstro del Pasado se mueve vertiginosamente impidiéndome ver qué más hay en su inmensa piel. Tengo que enfrentar a ese dinosaurio con el fin de econtrar lo que busco, existe la esperanza de que no sea otra parte más de ese contenido del pozo de los deseos reprimidos...


martes, 15 de agosto de 2017

Contraseña recuperada...

Mucho tiempo de no actualizar por diversas razones,tanto por falta de ideas, exceso de miedo, la angustia que nubla toda posibilidad de expresar una idea aunque sea del tamaño del cerebro de Epn o el amor propio de un Chairo. 
Debo confesar no sentirme bien desde hace tiempo, pareciera que me convertí en una de esas cucarachas que les arrancan la cabeza y siguen moviendo las patas... Extraño tantas cosas, una de ellas las telenovelas que se transmitían por el canal de mis neuronas (las de televicia son una mierda 💩💩) y para colmo refrito de otras. En cambio las mías son diferentes por ser breves, peculiares por su originalidad, acá no hay lugar para la chacha buenota que le suelta el culo al señor Santamaría de los Monteros Gómez Rivapalacios y de la O. En todo el puto nombre se van 3 capítulos. Tampoco hay ese villano parecido a los políticos que sólo busca a hacer la vida imposible a todo el mundo, en realidad nada hay, simplemente hipótesis,sentimientos reprimidos o no se como definirlos. Algunos los recuerdo bien por su oposición a la realidad, me refiero a lo contrario , no estar en contra... Como explicarlo? Del verbo es blanco porqué para nada es negro, no de la actitud pejezombie. Un episodio inolvidable es uno en el que el protagonista se arma de valor rebelandose ante el mundo huyendo de una especie de prisión, sin saber que hacer ni a donde ir, se la pasa vagando de un sitio a otro, en uno de esos recorridos se encuentra con una chica en igualdad de circunstancias, ambos huyen para desaparecer iniciando un nuevo proyecto de vida juntos. No se conoce el desenlace de ese episodio quedando la duda de a donde se fueron, siguieron siendo felices, como fue el proyecto de vida, hubo hijos, hicieron un pacto suicida, los capturaron? A veces es mejor darle la posibilidad al espectador de crear su propio final como pasó en algunas cintas del llamado nuevo cine mexicano. Apagando esa tv imaginaria, regresa la conexión con una realidad completamente opuesta donde vivir mata, el inocente es preso y el criminal feliz, un dólar peleando como gato boca arriba para seguir en los 20 pesos, Venezuela patas arriba, sin saber si Macri ha sido bueno o no para Argentina, el Koreano y su romance Apache con Trump, y un largo etc. Y pues mucho rollo, a nada claro he podido llegar... La tristeza vuelve a regresar, eclipsando esa minúscula esperanza por encontrar ese mínimo instante de alegría, el esfuerzo por no llorar es más agotador que correr mil kilómetros. Por que siento que mi vida es un rompecabezas casi armado en el cual falta una pieza cuya forma es totalmente irregular que solamente encaja de una manera? Donde está esa pieza? Ese faltante es lo que se tendrá que volver a buscar en algún lugar pero donde? Cuando? Como?....
Continuará???

domingo, 3 de enero de 2016

¿Promesas de año nuevo?

...Haber nacido en la década de los 70s no sé si haya sido algo positivo o negativo puesto que fue una época muy equis en la historia. Dentro de las cosas agradables por ejemplo el hecho de que la comida realmente tenía buen sabor y no se requería hacer uso de condimentos, sazonadores y demás cacas que hoy se usan para quitarle el sabor a trapo a los alimentos. Otra cosa inolvidable era el poder mirar hacia el cielo durante el día y todo era azul, en las noches las estrellitas se apreciaban de lo lindo... Por increíble que paarezca, se podía salír a muy altas horas de la noche unas ricas kekas de papa en Isabel la Católica sin probabilidad de ser asaltado, secuestrado, asesinado. De lujo eran las caras pero deliciosas donas Bimbo.
Como todo en la vida es imposible que todo sea miel sobre hojuelas y el contraste llegó de entrada por ser originario de una familia disfuncional, pese a que nada faltó en cuanto a casa, comida, escuela, etc. también sobraron chingazos cuyo dolor físico en cuestión de horas desaparecen pero el alma se queda dañada, herida para toda la vida, dicen que el tiempo cura todo, es posible aunque no al 100% otra cosa que me causó daño -No de momento sino actualmente- fue el haber sido tratado como prisionero estando prácticamente encerrado. Ahí cuando apenas era un pequeño elefante débil e indefenso por mi pendejez el cirquero me amarró una pata a un aparentemente indestructible poste... Aún así, repito, no sentí en ese periodo las consecuencias de todo esto que he contado...
En cuanto a la tecnología, se tenía un retraso peor que el menstrual de una estudiante del Congalep o el mental de EPN, las tv eran blanco y negro en su mayoría de bulbos, solamente la "gente bien" contaba con alguna de color, en casa se tenía radio AM y tornamesa para esos discos de vinyl 33 y 45 RPM. Era bonito escuchar la radio porque podía uno imaginar lo que se escuchaba y hacerse la idea que los cantantes y locutores estaban dentro del aparato y dormían al desconectarlo. La TV era abierta, la programación era "menos pior" que hoy; algunos programas hasta hace poco continuaron como el de Chabelo, los de Chespirito, las versiones originales de telenovelas, las caricaturas vagamente recuerdo porque no me interesaban. Los comerciales eran interesantes y eso que no recurrían a avances tecnológicos porque como los Reyes Mages: Totalmente inexistentes... El bullyng en las escuelas como tal no existía pero sí eran castrantes algunos insultos como "Eres puto y le vas al América".

Los 80s.
Década contrastante donde tampoco era muy llamativo ver TV porque solamente mejoraban los escenarios de los programas pero el contenido no tuvo cambios radicales, en estos 80s ya se podía ver todo a color aunque fuera una diminuta pantalla de 14 pulgadas, aún así lo más divertido consistía en grabar audio cintas con música contínua que pasaban los sábados por la noche (buenísimas mezclas de música disco). La década ochentera para fines de comprensión es necesario partirla en 2 segmentos importantes: A) Antes de 1985 B) Después del temblor.
Durante la primera parte, si bien es cierto que se redujo drásticamente la cantidad de chingazos recibidos, por otro lado los privilegios de ser hijo único chingaron a su madre, miren que pagar el pato por lo que otro cabrón haga "sin querer queriendo" era para que me llevara la Chi...lindrina con  todo y chanfle.
Algo que marcó mi existencia fue haber vivido en carne propia las posadas, reventar la piñata, cantar la letanía: Eeeeen nombreee del cieeelooooo, os pido las naaal... Ah no, en esos tiempos como niño inocente solo pensaba que las nalgas nomas servían para sentarse y para que saliera la caca. Tocando el tema de las posadas, lo más impactante era tronar pirotecnia, hacer estallar botellas de vidrio -No se usaba el PET- o hacer que una lata volara por los aires gracias a un pequeño pero potente cañoncito gris plateado, sensacional hacer fogatas con toda clase de desperdicios habidos y por haber que pepenábamos de un baldío cercano.
Durante esta parte de mi vida seguía siendo tratado como reo de reclusorio convencional pero aún con el enemigo en casa conocí algo a lo cual se le conoce como Resignación...
Algo que unió ambos segmentos de la década fue el traslado al reformatorio disfrazado de escuela secundaria, donde el primer día de clases aprendí que "dios" no existe, la tierra no gira por su voluntad sino por movimientos de rotación y tralsación, el tragar pan y agua no hace lombrices, de una caja de trapos no saldrán ratas, la nueva religión no está en la iglesia del sacerdote pito erecto sino en el Método Científico; supe también que hay excelentes profesores, mediocres y "maistros pendejos"... Y de aquí parte el inicio de un episodio apocalítico para la ciudad de México y el mundo. Muy a la par descubrieron la onda del SIDA y el terremoto de septiembre 1985 el cual se debió al movimiento de las placas tectónicas y no por castigo de Dio$ como un método de reprimenda a la comunidad LGBTTTTAT&T. Llegó un año después el mundial México 86 donde los fieros seleccionados terminaron siendo pusilánimes ratones verdes ante una Alemania más perra pero que a fn de cuentas fue ensartada por los ex propietarios de las Malvinas.
En cuanto a los avances tecnológicos importantes fue el uso del CD audio en las radiodifusoras, estuvieron de moda los walkmans y no podían faltar las maquinitas tragamonedas con juegos de video Atari 2600, iniciaron los negoocios de video clubs donde alquilaban las películas Beta y tener un aparato de esos era un lujo realmente.
En la segunda mitad de ese año hubo también que aprender muchas cosas, a no confiar en nadie, saber lo que se siente ser víctima de la delincuencia pero la lección importante fue: ¿Cómo llega el dinero a manos de uno? Interesante aprender a vivir del comercio específicamente en venta de muñecas y otras cositas. No tenía equipo de futbol preferido por estar interesado en el rey de los deportes y la Fernandomanía. Era bonito salir a jugar al deportivo todos los días, digamos que llegó una semilibertad, ya era un elefante más grande y por lo mismo me pusieron una cadena más larga teniendo más posibilidad de movimiento pero todavía atado.Otra cosa que marcó mi existencia fue haber descubierto el gusto por tomar fotografías, todavía no pasaba por depresiones pero tenía curiosidad sobre qué hay después de la vida? La década terminó con el freno de continuas devaluaciones del peso y carestías más canijas y viviendo en lo que antes era algo cercano al cinturón de la miseria...

Los 90s
Por fortuna solamente fue un año el que viví en ese horrible lugar donde lo único bueno que había era la leche de establo que hacía nata. Iniciaba el regreso a mi territorio. Esta década tambíen se puede dividir en 2: a)Previa a la crisis b) después de... En cuanto a la primera, los ratones verdes no hicieron ridículo en el mundial Italia 90 porque ni los dejaron participar, se hizo popular el VHS, dejó de escucharse de manera repetitiva la palabra "Inflación" pero sonaba "Solidaridad", la venta de discos vinyl desapareció casi por completo y solo se podía conseguir CD y KCTs, la piratería de cintas estaba en su apogeo porque un CD virgen costaba lo mismo o más que un original y los equipos de cómputo carecían de la sofisticación para esos fines. En esos tiempos logré ser un gran elefante, la cadena se reventó logrando la plena libertad pero ni cuenta me di...En cuanto al aprendizaje pude percatarme de que poderoso caballero es don dinero y de como es la llave de una maquinaria llamada corrupción.
La segunda etapa de los 90s fue importante porque la necesidad obliga a no abandonar el conocimiento, llegó la afición por el rollo de la computadora aunque no sabía hacer gran cosa; por otro lado, llegaron las ideaciones suicidas tal vez por ser parte de esa disfunción familiar donde el enemigo estaba presente, sentimiento de no pertenencia o simplemente dejar de estar en un mundo que gira junto con una vida sin sentido alguno. Conocí internet, el chat y cuanta cosa se puede hacer aquí. 
Sigo sin saber que hago en esta existencia tan contrastante, llena de situaciones y a la vez vacía... Por cierto y ¿Las promesas de año nuevo? Pues sepa la chingada, nunca las hago porque se me olvida que prometí como si fuera político.

Continuará... ¿?

sábado, 17 de agosto de 2013

No encuentro explicación...

Después de un pésimo día, decido olvidar pendejadas y para eso recurro a este blog con telarañas. Me estaba acordando de aquellos tiempos cuando recién compré mi Blackberry. Era febrero del 2011. En lo que aprendía a usarla veia el programa de Horacio Villalobos (Farándula 40), en una de sus múltiples secciones hizo referencia a una película llamada Never Say Never; sus comentarios eran de total desagrado acerca de una cinta que parecía algo así como un documental mal hecho diseñado para personas oligofrénicas sobre un tal Justin Bieber -No tenía ni la más remota a quién se refería-. La palabra se me quedó grabada en la mente pero no me nacía buscar el significado. Pasaron varios días y repentinamente surgieron publicaciones sobre Bieber, algunos fotomontajes donde le daban pa' sus tunas al pobre morro, maquillado como Eruviel, etc. Francamente el exceso de creatividad e ingenio de semejantes gráficos mataban de risa.
Por causas del destino asistí a la premiere de esa película gracias a una invitación... Cual fue mi sorpresa al ver una gran cantidad de chamacas que gritaban sin motivo aparente, sentí algo entre incomodidad y temor porque por un momento pensé que se habían fugado del Psiquiátrico cercano... Esos minutos previos a la función se me hicieron horas... Llegó el momento de ingresar a la sala cinematográfica, la cual se llenó; dio inicio la función, las luces se apagaron y se comenzaron a escuchar gritos de desesperación como si fueran niños a los que se les había aparecido el coco, la Gordillo o cualquier otra abominación. Inicia el correr de la cinta y a lo que te truje Chencha, comenzaron los problemas: La película fue doblada al español y con tanto grito no se entendía ni un carajo, Villalobos en parte dijo la verdad al comentar que la cinta viene siendo un documental, los primeros minutos se hicieron un tanto aburridos, lo interesante se fue dando paulatinamente... de repente comenzaron las buenas escenas cuando Justin cantaba y las imágenes pasaron de un pedorro 2D a un impresionante 3D. Con la gritadera que traían algunas personas eso ya parecía un concierto. Yo creo que algunos / as eran psicópatas que no entendían que se trataba de imágenes en 3 dimensiones no era el cantante real ¿Cuánt@s se habrán ido con  la finta y creyeron que J.B. se apareció como la rosa del programa ese cagado? Sinceramente se me hizo interesante la cinta sobre todo por los alcances de internet. 
Esa noche llegando a casa, lo primero que hice fue buscar más sobre ese cantante. Al revisar las letras definitivamente son mejores que el regayton.
Al año siguiente Justin viene a México a dar un concierto "gratuito" al zócalo capitalino, hice San Lunes y me lancé por morbo al evento. Aquí sí era cuestión de ver al artista en persona y no en imágenes.  Las horas previas al concierto fueron un fastidio por tanto calor pero también pasaron cosas chistosas 

Los pseudomanifestantes del 132 se aparecieron y los beliebers acabaron corriendo a esas lacras indeseables XD.
Todo parecía felicidad y emoción, la pic no miente:
Al anochecer hace su aparición Justin Bieber, lo que eran risas, caras felices y así , cambió como si las emociones dieran giro de 180 grados. 

Durante las primeras canciones, se agarró el pito. No se sabe si era con la intención de hacerse un Fap-Fap o le dio miedo a que se le cayera la prótesis con tanto ajetreo. Quienes estaban cerca del escenario supieron bien la realidad y se presume que era lo segundo porque veamos las reacciones:










Justin Bieber se burla de sus fans al hacerles una simple pregunta:
Aquí es donde comprendí lo que significa la palabra Oligofrenia y dándole la razón a Horacio:





No entiendo por qué lloraron tanto si se supone que morían de ganas de ver a su cantante favorito. ¿Se habrán desilusionado? Si yo fuera fan tendría una sonrisa de oreja a oreja...